Cocina integrada en el salón-comedor

Cocina integrada en el salón-comedor, digna de una estrella de cine. Se optó por colocar un color tostado, que junto con las encimeras apomazadas de granito negro intenso, aportaron calidez y carácter a la estancia. Nos encantan los ventanales en hierro negro y las vigas en hormigón visto

No hay comentarios

Agregar comentario